Fiscalidad, impuestos, tasas, y condiciones de residencia fiscal en Andorra

Inversiones inmobiliarias
Residencia y normas fiscales

Andorra es un país donde la inversión inmobiliaria esta fomentada por sus dirigentes, hay muchas oportunidades muy interesantes. Antes de embarcarse en un proyecto de compra o de residencia fiscal en Andorra, conviene conocer el conjunto de normas que regulan el sector, el conjunto de documentos administrativos estando en catalán. Aquí tiene clasificados los elementos imprescindibles sobre la fiscalidad y los impuestos en Andorra.

Los diferentes impuestos y tasas en Andorra

En Andorra, los principales impuestos relacionados con la residencia y el hábitat que las personas y empresas deben de pagar son los siguientes.

El impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF)

El IRPF, impuesto sobre la renta de las personas físicas instaladas en Andorra, ha sido introducido en la fiscalidad andorrana en 2015 y constituye uno de los impuestos principales en Andorra. Está calculado sobre la renta que toda persona física es susceptible de generar, y particularmente :

  • la renta de una profesión o una actividad correspondiente a la suma de la remuneración, salarios y primas;
  • la renta relacionada a la explotación de bienes inmuebles, principalmente propiedades en alquiler;
  • la renta proviniendo de ciertas actividades como las actividades comerciales, profesionales o todavía de administración;
  • la renta derivada de los bienes y derechos mobiliarios así como los intereses bancarios.

No entran en el IRPF : las adquisiciones a título gratuito (herencias, donaciones) y la renta proviniendo de la cesión de bienes inmuebles.

Según la fiscalidad andorrana, este impuesto está limitado a 10%. Es nulo por debajo de la acumulación de 24 000€ de renta por año, y su índice aplicado es de 5% por la renta comprendida entre 24 000€ y 40 000€ por año.

Finalmente, las personas sometidas al IRPF son la siguientes :

  • las que residan en Andorra durante más de 183 días durante el año natural;
  • las personas ejerciendo una actividad económica en el Principado, o que poseen intereses económicos que les permiten realizar beneficios, directos e indirectos.

Impuesto sobre la propiedad inmobiliaria construida y el Foc i Lloc

El importe del impuesto sobre la propiedad inmobiliaria en Andorra está calculado en función del lugar de vivienda y de su superficie. Este impuesto se aplica sobre el inmobiliario construido o durante el derecho real de uso sobre la propiedad.

Respecto al impuesto del Foc i Lloc, está retenido durante la residencia fiscal en Andorra en una de las 7 parroquias del Principado, entre las personas físicas de 18 a 65 años. Su importe está definido por cada parroquia.

La fiscalidad andorrana para las empresas

Primera cosa que tiene que saber : la fiscalidad en Andorra es ampliamente favorable para las empresas o para el establecimiento de una actividad (cargas sociales débiles). Por ejemplo, el impuesto sobre los beneficios está limitado a 10%.

Existen en cambio 3 grandes impuestos en Andorra a los cuáles están sumisas las empresas.

Impuesto de sociedades (IS)

Iniciado en 2012, el impuesto andorrano de sociedades (IS) está retenido según un porcentaje determinado, sobre los beneficios realizados por una organización. El índice general aplicable es de 10% máximo, una empresa estando dotada de beneficios particulares durante los 2 primeros años de su existencia.

Caso particular : los “holdings” poseyendo partes de otras empresas basadas en el extranjero, fuera del Principado de Andorra, y entonces no residentes en Andorra.

Además, vía acuerdos bilaterales, los gobiernos franceses y andorranos han iniciado la firma de una convención para evitar la doble imposición.

Fiscalidad andorrana e impuesto general indirecto (IGI)

En el sistema fiscal en Andorra, el IGI (impuesto general indirecto) es el equivalente del IVA francés. Ha sido introducido en 2013, su índice permanece particularmente bajo a 4,5%.

Otras tasas y impuestos en Andorra

Directamente retenida por la parroquias que componen el Principado de Andorra, la tasa comunal forma parte integrante de los impuestos locales en Andorra.

Respecto a la tasa gubernamental, varia entre 200€ a más de 800€ por año y se dirige a las empresas que no benefician de registro mercantil.

El impuesto para los no residentes fiscales en Andorra

Son considerados como no residentes fiscales en Andorra los trabajadores fronterizos que vienen de España o de Francia ejerciendo una actividad en el país.

El IRNR : el impuesto sobre la renta de los no residentes fiscales en Andorra

La situación de los no residentes fiscales en Andorra es particular. Están sumisos al IRNR si ejercen una de las actividades siguientes :

  • empleado en una empresa proveedora de servicios (reparación, alquiler de inmobiliario, etc.);
  • profesor, profesional de la formación, asistente técnico, etc.;
  • artista;
  • empleado afiliado a la CASS (seguridad social)

El importe del IRNR se eleva en promedio a 10% de los salarios percibidos.

La Plusvalía y la ley sobre los alojamientos turísticos

En Andorra, las plusvalías realizadas durante el traslado de bienes inmuebles están impuestas de 1% a 15%.

*La tasa sobre la Plusvalía

Destinada a los residentes fiscales en Andorra, es un impuesto bastante reciente, instaurado en 2006, que se aplica en el caso de una venta de un bien inmueble del cuál la adquisición es inferior a 10 años.

Concretamente, una retención media de 5% del importe de la plusvalía realizada durante una venta inmobiliaria está efectuada durante una duración de 3 a 6 meses, antes del reembolso. Mientras tanto, las autoridades andorranas pretenden verificar el respeto de la reglamentación administrativa durante la transacción y buscan también a controlar el valor del bien declarado, sumiso al impuesto sobre las plusvalías durante la cesión del bien inmueble.

El cálculo de la Plusvalía se hace con la ayuda de un coeficiente corrector. Este coeficiente está determinado cada año por el gobierno del Principado.

Si el bien inmueble ha sido la propiedad de la misma persona durante 10 años o más, esta medida fiscal andorrana no se aplica.

La ley sobre los alojamientos turísticos

Si usted contempla la adquisición de un bien inmueble en el Principado con fines de alquiler, tiene que saber que la fiscalidad andorrana controla sus inversiones con la dicha ley de los alojamientos turísticos.

En Andorra, comprar un apartamento con fines de alquiler está controlado por la ley de los alojamientos turísticos. Actualizada de nuevo en 2017, esta ley menciona la obligación de declarar al Ministerio del Turismo el alquiler de su bien. Un nº de registro le será atribuido (uno por cada bien), entonces podrá empezar su actividad de alquiler.

Esta medida corresponde en realidad a garantizar un buen uso de la práctica del alquiler en el Principado.

Todos los bienes inmuebles están clasificados según criterios cualitativos. Un número de estrellas les está atribuido en función del standing del bien (equipamiento, disposición, etc.).

Residencia fiscal, fiscalidad en Andorra : las grandes normas y las ventajas principales

Generalidades

La fiscalidad en Andorra es particular y propia a un país que se basa primeramente en un sistema financiero resistente y eficaz, conocido por su fiabilidad y seguridad. Este está soportado por 5 grupos bancarios principales que participan a una política de capitalización consecuente marcada por una gran solvencia.

Que sea o no residente fiscal en Andorra, el Principado propone índices de imposición muy competitivos. Si las bases del régimen fiscal actual son sensiblemente equivalentes a las de los países europeos, existe todavía diferencias importantes respecto a los índices de imposición aplicados.

Así, el IVA (IGI) está aplicado por un máximo de 4,5% mientras el impuesto sobre la renta en Andorra se establece a 10% máximo. Ciertas deducciones son posibles hasta un límite de 80%, conciernen las inversiones estratégicas. No dude en contactar la Conserjería Privada Set Up para obtener más amplia información sobre estas medidas.

Acuerdos estipulan también que los habitantes y residentes fiscales en Andorra no están sumisos a una doble imposición cuando deciden elegir domicilio en el Principado.

Las ventajas para las personas físicas

La fiscalidad andorrana presenta ciertas ventajas para las personas físicas que han decidido instalarse en el país, entre las cuáles :

  • un índice de IVA (IGI) muy bajo (4,5%) según lo explicado anteriormente, simplemente el índice más bajo en toda Europa,
  • la no imposición de los intereses bancarios hasta 3000€ por año,
  • la ausencia de ISP (Impuesto sobre el Patrimonio)
  • la inexistencia de impuestos sobre la herencia.
No dude en solicitar la participación de la Conserjería Set Up para acompañar sus inversiones inmobiliarias y para saber todo sobre la fiscalidad en Andorra. Una red exclusiva constituida de los mejores socios nos permite aconsejarle y orientarle lo mejor posible sobre estos asuntos, y porque no, realizar la mayoría de los trámites administrativos en su nombre, con el mayor respeto hacia la ley en vigor en el país.

Actualidades

Leer todo
Top